50 aniversario de TENTE

por

el 17 julio, 2022 en El Juguete, Eventos, Historia

Este año 2022 es el 50 aniversario de TENTE, ahí es nada…

Mucho ha llovido desde la presentación del juguete al mundo en 1972 en el marco de feria del juguete de Valencia, donde para más señas recibió el premio «Aro de oro» al mejor juguete de ese año, sin duda un buen comienzo para TENTE.

TENTE empezó como un juego de arquitectura. De hecho, era una evolución del EXIN BLOC (un juego de construcción previo que después se convertiría en EXIN Castillos).

El director/presidente de EXIN, el sr. Josep M. Arnau, quería hacer un juego similar a Lego pero con una diferencia, las piezas tenían un agujerito en la parte superior de los puntos de la pieza (donde se hace el encaje), el cual recibía internamente el nombre de “tetón” (“stud” en el mundo Lego). Los tetones con agujero, combinados con la parrilla inferior de puntos que tienen las prendas, daba mucha más versatilidad a las construcciones ya que había más posibilidades de encaje (el curioso»TENTEsutra»).

Los tamaños de las piezas básicas (1×1, 2×2, 2×4, etc) son EXACTOS con los de Lego, sólo varía el sistema de encaje antes descrito y que los hace incompatibles. El criterio de por qué se hizo así es desconocido por los diseñadores, se supone que el sr. Arnau quizás quería demostrar que con los mismos elementos pero con un sistema de encaje diferente se podía hacer más y mejor, pero nunca lo sabremos del cierto…

Primeros modelos y las Series

Durante sus 20 años de vida, tuvo 17 series de temáticas diferentes y cientos de modelos.

Los primeros años (1972-1976) trajeron las cajas grandes multimodelo 1, 2 y 3 y también las cajas de la serie mini con su característica franja naranja. Los modelos estaban orientados como decíamos a la arquitectura y también a la creación de personajes así como algunos primeros vehículos hechos sin piezas especializadas, salvo por la ruedas.

Solo hubo que esperar un año para ver lo que se había estado preparando entre bambalinas…y fué toda una revolución como podeís ver en éste catálogo de 1977. La series Mar, Ruta y Astro, dedicadas a modelos navales, terrestres y espaciales. Para estos modelos se diseñaron piezas específicas que daban un gran realismo nunca visto en un juego de construcción: ruedas, cabinas, parachoques, proas, popas, orugas, cañones, botes salvavidas, propulsores, etc. La serie Combi, tenían modelos sencillos y asequibles de las temáticas Mar y Astro que además se podían combinar entre sí para hacer modelos de mayor tamaño.

Combinaciones de Combi

Con el gran éxito de éstas series se crearon nuevas que buscaban ampliar el abanico de temáticas con los que los niños podrían jugar: El mundo militar con TENTE Scorpion en 1981, los Helicópteros en 1983 con TENTE Aire, el espacio profundo y alienígena con TENTE Cosmic en 1984, y al año siguiente, el mundo de los robots transformables con la serie Roblock, aprovechando el furor de los Transformers (alucinantes, aunque no siempre con la solidez deseada).

 

Por todo ello, primeros y mediados de los 80 se conformó como una «edad de oro de TENTE» con nuevos modelos que nutrían no solo las nuevas series sinó también las anteriores y se introdujeron nuevos personajes para hacer compañía a los los astronautas de Astro, añadiendo soldados para Scorpion, pilotos de helicóptero «a dieta» y alienígenas para tripular a los diferentes vehículos de cada serie y dar así mucho más juego.

En 1983 también aparece una serie que quizás no se le prestó tanta antención como es Elephant (emulando al duplo de Lego) pues su público objetivo eran los niños más pequeños, a partir de un año. Con piezas grandes y fáciles de encajar de colores alegres, venían acompañados por unos personajes que cambiaban de expresión de cara girando el cuello. Incluía también coches, motos y casitas modulares con puertas y ventanas e ingeniosas piezas musicales con xilófono o con bolitas dentro a modo de sonajero e incluso una pieza con mecanismo de mecedora.

Ejemplo de modelos de TENTE Elephant

Ejemplo de modelos TENTE Elephant

La presentación de la serie Titanium en 1987 fue otra pequeña revolución, vehículos futuristas aún más realistas, com un diseño magnífico (aún a dia de hoy) y a tamaño de los personajes, con nuevos chasis, ruedas, carrocerías, cabinas y ventanas abatibles, detalles cromados y, por si fuera poco, piezas mezcladas con brillantina para darle un aspecto metalizado a las piezas (que no fue tan buena idea pues con el tiempo hace a las piezas terriblemente quebradizas). Además las ilustraciones que acompañaban los modelos eran magníficas y hacían volar la imaginación.

A finales de los 80 los Titanium serán la estrella junto con los últimos coletazos de los Roblock, pero se añadirán nuevos modelos (y modelazos en calidad  e incluso tamaño) a las series más exitosas Aire, Cosmic y Mar. Ésta última recibe en 1989 un montón de barcos futuristas muy originales y rompedores con los barcos más «convencionales» o fieles al mundo real vistos hasta ahora. También en ésta época aparecen las series asequibles Compact y Pocket con modelos pequeños (pero resultones) destinados a la compra por impulso.

Llegan los 90 y TENTE nos vuelve a sorprender con una nueva y original serie, la Micro, con maravillosos vehículos pequeños al estilo de los Micromachines y edificios de diversa índole (casas, talleres, circuitos, bases, etc.) a la escala de los coches, camiones, avionetas y helicópteros. Por si fuera poco, traían unas piezas de cartón con forma de puzzle con carreteras y parquings que encajaban una con la otra pudiendo formar toda una ciudad.

Al final de su trayectoria, en el año 1991 y 92, la serie Ruta se renovó con nuevos tipos de ruedas, cabinas, grúas, etc. que elevaba (aún más) el realismo de los modelos al impresionante nivel de detalle y acabado del de las maquetas. La serie Astro también se renovó con la aparición de la serie Alfa, dedicada a vehículos y bases futuristas con piezas exclusivas y un altísimo nivel de detalle que todavía a día hoy no se ven nada desfasados. Estas series trajeron un aluvión de nuevas piezas, destacar en Alfa los módulos con puertas y ventanas que permitían crear fácilmente dichas bases y los primeros complementos para las figuras en forma de mochilas, armas, etc.

La resaca post-juegos Olímpicos de 1992 trajo a España una importante crisis económica, la cual, combinada con el inicio del auge del ocio digital y otros factores puso fin a la larga trayectoria de EXIN, una de las empesas más importantes e icónicas por sus famosos y recordados productos.

TENTE en el mundo

Lo que hemos explicado hasta ahora es nuestra visión de TENTE desde España, pero el juguete tuvo desde casi sus comienzos otras andaduras por otros países, llegando a muchos puntos (algunos insospechados) del globo terráqueo. Todo ello lo detallaremos en el artículo dedicado a TENTE en el mundo que se publicará en breve.

 

La era Borrás y Educa-Borrás

Tras un hiato de 5 años, la marca pasó a manos de la empresa Borrás-Plana que en 1998 continuó su producción, reeditando versiones de modelos de EXIN al principio y desarrollando modelos propios después gracias a la vuelta de unos de los diseñadores que acompañó a TENTE durante más años, Xavier Martorell, alias Muti. De ésta época destacan los diseños de Muti con los barcos veleros (Cutty Sark y Juan Sebastián de Elcano) o el icónico Titanic y el completo catálogo del año 1999 parecía augurarle un buen porvenir a TENTE.

Un tiempo después la empresa Educa y Borrás-Plana se fusionaron, convirtiéndose en la actual Educa-Borrás. Por diversas causas, entre las que destacan el coste de producción y un boom exponencial del ocio digital y popularización de Internet (que casi terminan también con el mismísimo Lego) TENTE fue languideciendo pese a la adición de nuevos modelos tipo Micro, añadiendo vehículos de fricción a escala «de stock» sin el encanto de los geniales vehículos originales de EXIN. Destacar de ésta época también los Mutants, que surgieron con una broma/prueba de diseño de Muti y acabó sorprendentemente como nueva serie con 4 modelos. Más tarde vinieron los intentos de hacer pasar productos de terceros bajo la marca TENTE, como el TENTE Initio o el TENTE Multimedia, que era tal cual un clon de Lego producto de la marca Polaca COBI (que al a vez lo era de Best-Lock) con un «repackaging» y poco más, tal como descubrimos horrorizados una noche de verano hace ya demasiado. Aunque Educa-Borrás todavía conserva la marca y hasta hace unos años aún lo mantenía en catálogo, a todos los efectos lo dejó de considerar y comercializar hacia 2004.

Nostalgia e iniciativa

En verano de 2005, la combinación de una “crisis de los 30” con una limpieza del garaje de casa de sus padres resultó en un shock de nostalgia y lagrimones de emoción con el reencuentro con los juguetes de la infancia que desembocó en la idea de recopilar información sobre el juguete. Tras comentar toda ésta jugada entre dos amigos, surge la idea de utilizar un blog (en aquel momento muy en boga y de sencilla gestión) donde colgar instrucciones, fotos y toda aquella información que encontraran por casa y en Internet que, en aquel momento, casi no había información al respecto.

La idea era reencontrarse en todos aquellos que, como nosotros, crecimos disfrutando con este juguete. Gracias a la colaboración de gente de muchas partes se han ido recopilando instrucciones, fotos, montajes propios, vivencias y todo tipo de información por lo que, finalmente, se crea esta web.

Esta labor ha resultado bastante ardua y con variadas vicisitudes, llegando hasta nuestras circunstancias actuales que no nos permiten tener la dedicación que nos gustaría pero seguimos adelante, al ritmo que la vida y el día a dia deja, reconstruyendo la memoria de TENTE. Almenos, nos queda el consuelo de que se haya conseguido que TENTE no haya caído en el olvido e, incluso, pueda tener una nueva vida.

¡Feliz 50 aniversario!

Finalmente, os dejamos con el vídeo conmemorativo que ha realizado Rafael Ulloa

También podéis leer la publicación de la revista «Figuras en acción» con un especial sobre el 50 aniversario de TENTE.

Deja una respuesta

Debes identificarte para comentar.

Ir a la barra de herramientas